Dolor crónico y alteraciones de memoria

San José, Costa Rica. Enero 2018.

Dolor crónico y alteraciones de memoriaEn términos generales, el dolor es una señal de alarma con la que nuestro cuerpo nos avisa de que algo no funciona bien o de que existe algún daño o alteración de una estructura determinada. Normalmente esta respuesta dolorosa es proporcional en intensidad y duración a las circunstancias que lo producen y suele remitir cuando lo hace dicha causa.

Pero en ocasiones, este sistema de alarma no funciona bien y emite una señal desproporcionada al daño que lo causa, se prolonga en el tiempo mucho más allá de la resolución de la condición que lo produce o simplemente aparece sin más.

Se habla de dolor crónico cuando la experiencia dolorosa está presente de forma continua por más de seis meses y no se alivia significativamente con tratamientos médicos o farmacológicos, indica el neuropsicólogo del Hospital Clínica BíblicaJosé Luis Ortíz Rocha.

Además de las limitaciones propias derivadas de la sensación de dolor, esta condición médica también produce alteraciones en las funciones mentales superiores, dificultando la capacidad para concentrarse, la de mantener la atención por tiempos prolongados, generar recuerdos, e incluso, realizar nuevos aprendizajes. Estas circunstancias tienen un impacto realmente negativo en las vidas de quienes padecen estas dolencias, ya que afectan significativamente tanto a la realización de las actividades de la vida diaria, como a sus interacciones laborales, sociales y personales.

Estos síntomas generan inseguridad en las propias capacidades de los afectados, lo que deriva en alteraciones del estado de ánimo, picos de ansiedad y estrés o trastornos del sueño; además de sensaciones de angustia y malestar emocional, lo que incide en la propia experiencia dolorosa y genera cierto aislamiento social o familiar, impactando aún más en la funcionalidad y en la calidad de vida. El dolor crónico puede aparecer en cualquier etapa de la vida, y es primordial que se implemente un abordaje terapéutico multidisciplinar que implique tanto la parte médica y farmacológica como la de las alteraciones a nivel de atención y memoria, además de los cuadros de origen psicógeno como la ansiedad, el estrés o el bajo estado de ánimo.

El servicio de neuropsicología brinda el tratamiento no farmacológico, basado en la realización de un estudio en el que se analizan las posibles alteraciones de las mencionadas funciones superiores y generando el plan de rehabilitación de las áreas más afectadas, consistente en el diseño de ejercicios pautados para cada caso concreto. Este servicio se refuerza con la implementación de técnicas que ayudan a la reducción del estrés, la ansiedad y los estados depresivos, mejorado así la calidad de vida y la funcionalidad de las personas afectadas por esta condición.

En Hospital Clínica Bíblica contamos con los mejores especialistas. Para mayor información, o para solicitar cita en cualquiera de las especialidades médicas, puede contactarnos al teléfono 2522-1000, al correo electrónico citas@clinicabiblica.com o vía chat en el sitio web: clinicabiblica.com.

 

Neuropsicología

 

Noticias

Deje su comentario

Comentar como invitado

0
Su comentario está sujeto a aprobación por parte del administrador.
SUBIR