3 mitos sobre impedir la lactancia

3 mitos sobre la lactanciaSan José, Costa Rica. Agosto, 2017.

¿Sabía usted que hay mujeres que incluso pueden darle de mamar a sus hijos adoptivos?

La importancia de la lactancia es tal, que muchas veces incluso desconoce los lazos de sangre. No solo porque la leche materna es esencial para el desarrollo del bebé, sino por el vínculo que se establece desde el primer momento entre madre y recién nacido.

Existen, sin embargo, todavía mitos que señalan de forma errónea que las mujeres no pueden o no deberían amamantar cuando, en realidad, estas situaciones solo se presentan en casos muy extremos.

A continuación, le presentamos tres de los mitos más frecuentes acerca de los impedimentos sobre la lactancia:

1. Muchas mujeres no pueden dar de mamar a sus hijos

Falso. De hecho, es muy poco frecuente que una mujer no pueda dar del pecho. Según explica la doctora Verónica Castro Rojas, nutricionista materno-infantil del Hospital Clínica Bíblica, tan solo cerca del 1% de las mujeres no puede dar de mamar: “Entre ellas están las que presentan una condición que se conoce como agenesia de glándulas mamarias, es decir, que la madre no tiene glándulas mamarias o les han sido retiradas por enfermedad, como cáncer. Otro de los pocos motivos por los que la mujer no puede producir leche materna es cuando las madres después del parto tienen un sangrado importante que produce el síndrome de sheehan. Este síndrome consiste en que el tejido de la glándula hipófisis, que se encuentra en el cerebro y que se encarga de producir hormonas, muere”.

Por lo tanto, es bastante poco frecuente.

2. Si está dando de mamar y queda nuevamente embarazada, debe suspender la lactancia

Falso. Según explica la doctora Castro, cuando la madre queda embarazada nuevamente mientras aún está dando de mamar, es posible que las hormonas que secrete durante el embarazo cambien el sabor de la leche y que al niño mayor ya no le guste lactar. Sin embargo, esto es tan solo una posibilidad y no la norma, por lo que la mujer puede seguirle dando el pecho a su hijo como de costumbre.

3. Si la madre no puede dar del pecho, la fórmula es la mejor opción

Falso. Aunque las fórmulas especiales para recién nacidos proveen las calorías y nutrientes necesarios, solo deben usarse como último recurso. En ese caso, es importante seguir al pie de la letra las dosis recomendadas por el pediatra, ya que al tratarse de un alimento artificial es esencial brindar las cantidades correctas para no ocasionar ningún malestar.

Existen, en su lugar, otras alternativas. Por ejemplo, que la madre cuente con el apoyo de una persona consultora de lactancia materna para empoderarla e informarla de la capacidad natural de proveer la leche que su hijo-a necesita. Otra opción es corregir los problemas que le estén impidiendo dar pecho. La mayoría de las veces con mejorar la postura en la que el bebé succiona el pecho se resuelven los problemas de producción de leche y/o pezones agrietados y con esto la lactancia se torna en un éxito total. Antiguamente estaba la opción de encontrar una nodriza. Aunque esta práctica ha caído en desuso y ya no se recomienda (puesto que existe el riesgo de que de un niño a otro se puedan transmitir virus, o que también se pueda transmitir el virus del VIH de una mujer a un niño), tal y como explica la doctora Castro, “existen casos de mujeres hermanas, primas o personas muy amigas en que hay un conocimiento de fondo del estado de salud de la madre y un vínculo de confianza muy fuerte en que sí se puede que la tía amamante al sobrino, por ejemplo”.

También existe en Costa Rica un banco de leche humana en el Hospital de San Ramón. En este banco, las madres que desean donar leche materna se someten a una serie de análisis físicos y de sangre, donan su leche y esta pasa por un proceso de pasteurización para eliminar la presencia de algún patógeno. Sin embargo, este banco de leche no está abierto al público en general, sino que esta leche es utilizada para los niños prematuros internados en hospitales de la Caja Costarricense del Seguro Social.

En Hospital Clínica Bíblica nos especializamos en apoyar a todas las madres y las acompañamos en todo el maravilloso proceso de convertirse en mamás. Para mayor información, o para solicitar cita en cualquiera de las especialidades médicas, puede contactar al hospital privado Clínica Bíblica al teléfono 2522-1000, al correo electrónico citas@clinicabiblica.com o vía chat en el sitio web: clinicabiblica.com.

 

Noticias

SUBIR