Joint Commisssion International

Joint Commission International

Después de mucho esfuerzo y dedicación por parte de todos nuestros colaboradores, es motivo de orgullo y gran placer informarles que el Hospital Clínica Bíblica obtuvo nuevamente la acreditación hospitalaria por Joint Commission International. Gracias al cumplimiento de los estándares internacionales de calidad hospitalaria establecidos por este ente, nos convertimos en el primer Hospital de Centroamérica y de la región que cumple con esta acreditación.

Joint Commission es una entidad no gubernametal domiciliada en Estados Unidos de América que acredita centros de salud alrededor de todo el mundo con los estándares internacionales más selectivos, esto los hace ser un referente que garantiza al paciente un servicio hospitalario de calidad superior.

El objetivo alcanzado por Hospital Clínica Bíblica forma parte de la planificación estratégica del Gobierno de la República de Costa Rica que busca posicionar al país en un nivel de alta competitividad en cuanto a la oferta de servicios médicos en el ámbito mundial.

Nos sentimos muy satisfechos con est elogro, pues cumple con la misión de nuestro centro médico, que es ofrecer un servicio humanitario a todo aquel que así lo requiera. Esta acreditación aporta solidez al Hospital Clínica Bíblica que cuenta con una trayectoria de 80 años en el campo de la medicina costarricense.

Ahora no sólo nos respalda la trayectoria que tenemos en nuestro país sino que, con la acreditación, aseguramos a nuestros usuarios que los procesos son coordinados y eficientes y que se rigen bajo altos estándares en conocimiento, cultura de calidad y seguridad para el paciente y clientes internacionales.

Será un gusto continuar sirviéndole de la manera en que lo hemos realizado hasta la fecha y ahora ¡más comprometidos que nunca!

 

Lic. Bernal Aragón
Lic. Bernal Aragón Barquero
Director General
Hospital Clínica Bíblica

 

Ver Calidad: ¿Necesidad, oportunidad u obligación?

 

  1. Metas Internacionales para la Seguridad del Paciente (IPSG). Este capítulo contiene 6 estándares con metas internacionales para brindar la seguridad del paciente, enfocando atención a las áreas problemáticas de la atención sanitaria, describiendo las soluciones basados en la evidencia y conocimientos de expertos.
  2. Accesibilidad y continuidad de la atención (ACC). El enfoque de este capítulo se basa en la continuidad de la atención de los pacientes, la satisfacción de sus necesidades durante su estancia y la planificación del plan a seguir cuando termine su hospitalización o atención ambulatoria.
  3. Derechos del paciente y de su familia (PFR). El valor primordial de este capítulo se basa en comprender, respetar y proteger los aspectos culturales, religiosos y/o creencias de los pacientes y su familia, dar a conocer sus derechos y deberes y como ejercerlos; además obtener los consentimientos oportunos para el proceso de atención.
  4. Evaluación de pacientes (AOP). Su práctica permite recolectar información clave para suplir las necesidades reales del paciente, desde el primer contacto en la organización, hasta su salida pasando por cada uno de los momentos pertinentes que lo requiera.
  5. Atención de pacientes (COP). Este capítulo describe las bases de la prestación de atención según las necesidades de cada paciente, para proporcionar la atención más adecuada en un entorno seguro con planificación y coordinación oportuna y de calidad.
  6. Anestesia y atención quirúrgica (ASC). Este capítulo resalta la importancia de la valoración previa del paciente a una cirugía o procedimiento invasivo, la planificación de la anestesia (desde la total hasta una sedación moderada o profunda) y la atención durante y después de la misma aplicable tanto en un proceso de hospitalización como procedimientos ambulatorios.
  7. Gestión y uso de medicamentos (MMU). Este capítulo abarca el sistema y los procesos, que emplea la organización para administrar correctamente farmacoterapias a sus pacientes.
  8. Educación del paciente y de su familia (PFE). La destacada necesidad de mantener la fluidez de la comunicación con el paciente, motiva a encontrar los canales adecuados para compartir con el paciente y su familia la práctica del aprendizaje en cada uno de los momentos de la atención.
  9. Mejora de la calidad y seguridad del paciente (QPS). Es concentrar la atención en las actividades clínicas y de gestión del día a día, con el afán de informar las oportunidades de mejora que se presentan y mantener minimizado el riesgo de que se vuelva intolerable.
  10. Prevención y control de infecciones (PCI). Éste capítulo centra su enfoque en la responsabilidad organizacional de identificar y disminuir el riesgo de contraer infecciones dentro de la institución por medio de la implementación de políticas y procedimientos así como la educación al personal, pacientes y familiares al respecto.
  11. Gobierno, liderazgo y dirección (GLD). Este capítulo centra su atención en el interés de una excelente atención al paciente, lo cual requiere de un liderazgo efectivo proveniente de muchas fuentes dentro de una organización.
  12. Gestión y seguridad de la instalación (FMS). Este capítulo motiva a lograr instalaciones seguras, funcionales y que ofrezcan apoyo a pacientes, a las familias, la personal y a las visitas, existiendo una gestión efectiva de la instalación física, del equipo médico y de las personas.
  13. Cualificaciones y educación del personal (SQE). Este capítulo contiene lleva a identificar la cantidad y el tipo de personal necesario basándose en las necesidades de atención y recomendaciones de los líderes de departamento y servicios, cuyo reclutamiento se logran mejor mediante un proceso coordinado, eficiente y uniforme.
  14. Manejo de la comunicación y la información (MCI). Es velar por el aseguramiento de la calidad de la información que se desea transmitir, mantener requerimientos óptimos de calidad en cada una de las entregas de información con la comunidad, pacientes y entre profesionales de la organización.

 

 

SUBIR