Saboreando... paso a paso, primeros alimentos

San José, Costa Rica. Enero, 2017.

Primeras comidasLograr buenos hábitos alimenticios en nuestros hijos está relacionado con la herencia familiar y cultural que le trasmitimos desde el día en que nacen. ¿Se ha preguntado, qué tan bien o mal se alimenta usted? ¿Estamos dispuestos a desafiar nuestros malos hábitos por el bienestar de nuestros hijos?

Los retos son innumerables en este nuevo capítulo de la aventura de ser papás. Uno de ellos es enseñarles a comer, pues deseamos marcarles la vida con buenos hábitos alimenticios y asegurarnos de que sean sanos y fuertes.

Lograrlo nos da verdadero bienestar y el sentimiento de misión cumplida.
Pero, ¿qué tan dispuesto está usted a mejorar y modificar, para que su hijo tenga mejores hábitos que los suyos?

Siguiendo las huellitas

El sistema digestivo de un bebé es inmaduro; eso significa que no puede digerir cualquier alimento, ya que esto puede producirle alergias y repercutir en su vida adulta. Por ello es importante ir incorporando los alimentos adecuados según la etapa en que se encuentre. Es decir, es un proceso que hay que seguir cuidadosamente.

El primer alimento es preferible una verdura cocida a una fruta, debido a que los seres humanos aceptamos con mayor facilidad lo dulce. El primer paso: sólo leche materna: De 0 a 4 o 6 meses

La leche materna es el alimento natural más completo e ideal para los niños. Es un proceso que favorece el desarrollo de los músculos, del aparato bucal, y psicológicamente desarrolla los sentimientos de apego y seguridad, tanto para la madre como el niño.

Si se ha decidido por leche materna exclusivamente, no se debe incorporar el chupón, ni agua, jugos o atoles antes de cumplir los seis meses.

Si lo alimenta con fórmula láctea, puede introducir los primeros alimentos sólidos a par⯑r de los cuatro meses.

Los bebés pequeños necesitan que se les amamante cada dos o tres horas. A medida que crezcan, ya no necesitarán comer tan seguido y es preferible darles de comer solo cuando tengan hambre. El primer aviso es el llanto.

Primeras cucharaditas: Después de 4 o 6 meses

En esta edad, ya los bebés pueden comer otros alimentos además de la leche materna o la fórmula láctea. Los expertos recomiendan empezar con algún tipo de vegetal, dárselo por tres días y observar si no produce ninguna alergia en el niño; luego continuar con un nuevo vegetal.

Los vegetales deben ser cocidos, sin condimentos. Para hacer la papilla, se debe majar o aplastar las verduras, como cuando se prepara un puré. Se recomienda no colar ni licuar los alimentos.

Durante este primer mes de alimentación sólida, se le puede dar en un solo tiempo de comida, por ejemplo en la mañana, dos horas después de haber bebido leche.

Vegetales que pueden comer en esta etapa: chayote, ayote. Luego, incorporar el resto de las verduras: judías verdes, remolacha; y frutas en forma de puré: bananos, mangos, manzanas, peras, ciruelas y melocotones.

Se recomienda darle de una a cuatro cucharaditas. Generalmente, el bebé no sabe distinguir si está lleno o no, de manera que aceptará comer y comer el alimento que le guste; pero no es recomendable hacerlo, debido a que su estómago es muy pequeño. Creciendo: Entre 7 y 9 meses

Continúe con la incorporación paulatina de alimentos. Cuando ya se ha probado que el bebé tolera algunos alimentos, es posible mezclarlos.

Siempre se le debe dar leche como complemento de su alimentación.

El niño puede comer puré de verduras (lechuga, judías verdes, puerros, etc.) con pescado.

Cada vez más fuerte: De 9 a 12 meses

De los nueve a los doce meses debe continuarse con la leche materna o de fórmula, sin olvidar que no será el único alimento; será solo un complemento para acompañar quizás momentos de descanso del bebé. Se incorporarán otros alimentos poco a poco.

Los bebés pueden consumir yema cocida, cereales con gluten (galletas, pan, etc.), pastas, queso blanco, yogur, jamón York, varitas de pescado y carne picada.

Para mayor información o revisión médica puede llamar al número 2522-1000, o al correo electrónico citas@clinicabiblica.com, también vía chat en el sitio web www.clinicabiblica.com

 

Noticias

 

 

 

SUBIR