87 aniversario

Viajar en el tiempo ha sido la fantasía de muchos soñadores, quienes han visualizado el poder viajar entre décadas como si se tratase de estaciones de tren en la cuales detenerse para ver, en colores, esas imágenes que solo conocemos en una nostálgica tonalidad sepia.

Hoy, en que celebramos 87 años de la creación del Hospital Clínica Bíblica, le invitamos a hacer un pequeño viaje en el tiempo a través de la lectura para ver cuánto ha cambiado este centro médico en casi nueve décadas de avance en la tecnología. Así que utilice su imaginación como pasaporte para viajar hacia esos años y, por unos minutos, voltee su mirada hacia atrás, cuando la Costa Rica en que vivimos aún contaba con un ejército, Cleto González Víquez se encontraba en el poder y el mundo luchaba por mantenerse a flote entre los huracanes de dos guerras mundiales.


 1929: cuando todo comenzó

En realidad, en este viaje en el tiempo podemos comenzar quizás un poco antes, en 1921, cuando al país llegaron los esposos Enrique y Susana Strachan, de nacionalidad escocesa e irlandesa respectivamente, como parte de un grupo misionero enfocado en América Latina.

Para ese entonces, Costa Rica estaba muy lejos, tan lejos como son 87 años, de ofrecerle a su población calidad de vida en materia de salud. Para efectos de su imaginación, tenga en cuenta que el único hospital que existía era el San Juan de Dios. La esperanza de vida al nacer alcanzaba solo los 40 años. En especial, los niños eran víctimas frecuentes de la escasez en cuanto a servicios médicos se refiere: de cada mil nacidos, 350 de ellos morían antes de alcanzar los cinco años de edad.

Ante este panorama tan sobrecogedor, los Strachan decidieron enfocarse en la salud infantil y comenzaron a brindar servicios médicos gratuitos hasta que, en 1929, abrieron el Hospital Clínica Bíblica con la ayuda de Misión Latinoamericana, organización que los había traído a suelo nacional en primera instancia.

En poco tiempo, el centro pediátrico no tardó en convertirse en un centro médico mucho más amplio, con salas de maternidad, quirófanos y una escuela de enfermería.

Así, la salud comenzó a ganar terreno en un país que, por aquel entonces, enfrentaba enfermedades de las cuales ya solo oímos hablar en Costa Rica en los libros de historia, como la tuberculosis y el paludismo.


 1968: el punto de inflexión

Ahora, abandonemos la imagen en tonalidad sepia y comencemos a ver la Costa Rica de 1968 a todo color. Los tiempos, sin lugar a dudas, han mejorado: ahora, la esperanza de vida al nacer es de más de 60 años, existen más hospitales en suelo nacional y la tasa de mortalidad infantil ha bajado notablemente.

Por lo tanto, sintiendo que su misión había sido cumplida en el país después de casi 40 años, Misión Latinoamericana tomó la decisión de cerrar el Hospital Clínica Bíblica.

Sin embargo, ante la posibilidad de perder un centro médico tan valioso, un grupo de empresarios evangélicos, encabezado por el ingeniero Enrique Cabezas, decidió conformar una asociación para encargarse del hospital por su cuenta. Ya sin ayuda externa, crearon la Asociación de Servicios Médicos Costarricense (ASEMECO) y decidieron continuar con la misión original del Hospital Clínica Bíblica: ayudar a los más necesitados. Para financiarse, por lo tanto, decidieron comenzar a cobrar por los servicios médicos a quienes podían pagar por ellos mientras que, paralelamente, con los recursos obtenidos brindaban atención médica a quienes no podían costearlos.

Así, el centro médico continuó creciendo con una armonía social para beneficio de todos por igual en el país.


 2016: el futuro se sigue escribiendo

Finalmente, llegamos al presente, en que podemos concluir, en nuestros dispositivos móviles, este viaje en el tiempo.

Hoy, Hospital Clínica Bíblica sigue escribiendo el futuro médico en el país. En honor a los Strachan, actualmente funciona la Academia Strachan, donde se imparten cursos especializados de actualización médica. También, para seguir a la vanguardia en que ha permanecido por más de 80 años, cuenta con un laboratorio de biología molecular, la cual es considerada la medicina del futuro y que permite conocer los genes que predisponen a ciertas enfermedades como cáncer, derrames y trombosis. Todos estos avances se desarrollan de la mano con el ambiente, para estar acorde con los tiempos modernos. Hospital Clínica Bíblica utiliza, por ejemplo, paneles solares para calentar parte del agua utilizada en el centro médico, así como métodos de reciclaje para descartar residuos electrónicos, medicamentos vencidos y convertir el aceite de cocina en biodiesel.

Así, se ha convertido en el primer centro médico privado costarricense en obtener la licencia para el uso de la marca país Esencial Costa Rica, al cumplir con los pilares de excelencia, sostenibilidad, progreso social e innovación.

Como vemos, la parte positiva de este viaje es que nos damos cuenta de que, contrario a lo que dicen algunos nostálgicos de que “todo tiempo pasado fue mejor”, en este caso es el tiempo actual el que demuestra ser muchísimo mejor. En definitiva, la calidad de vida de los costarricenses en materia de salud ha pasado a ser de primer mundo. En definitiva, más de ocho décadas no pasan en vano. En definitiva, es para bien que hoy podemos ver cómo cambia un hospital en 87 años.


 Para mayor información, o para solicitar cita en cualquiera de las especialidades médicas, puede contactar al hospital privado Clínica Bíblica al teléfono 2522-1000, al correo electrónico contacto@clinicabiblica.com o vía chat en el sitio web: clinicabiblica.com.

 

SUBIR

Emergencias médicas: Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Emergencias médicas: Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Servicio de atención farmacéutica


Servicio farmacia oncológica


Farmacia: Preparaciones magistrales


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Panel de Alergias


Panel de Alergias

Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario:


Sírvase llenar el siguiente formulario: