El programa de Acción Social en conjunto con la Fundación Do It Center, realizaron su jornada de donación de sillas de ruedas para niños y adultos

Programa JADE


San José, Costa Rica. Julio, 2017.

Por medio de la alianza entre el Programa de Acción Social del Hospital Clínica Bíblicay la Fundación Do It Center, cuyo interés es el de beneficiar a personas con discapacidad y en condición de vulnerabilidad económica, este domingo 9 de julio ambas instituciones realizaron un acto para entregar 164 sillas de ruedas para niños y adultos con estas características, en el sexto piso de la Torre de Estacionamiento.

Durante el sábado 8 de julio, se ensamblaron las sillas de ruedas, proceso en el cual más de 150 voluntarios del Clubes de Motorizados como Soldados de Jesús y Correcaminos, Club de Leones y voluntarios de Florida Bebidas, que contribuyeron activamente para que las sillas de ruedas estuvieran debidamente armadas. Ya para la mañana del domingo, las sillas de ruedas estuvieron listas; igualmente, otros 10 voluntarios del grupo Compas y colaboradores del programa de Acción Social se dispusieron a hacer la entrega correspondiente.

El acto inaugural inició a las 9:00 a. m. con las palabras de bienvenida, acompañadas de la oración a cargo de Hellen Hernández, de la unidad de Capellanía y Consejería espiritual. Seguidamente, el doctor Guillermo Fernández, coordinador del Programa de Acción Social, brindó unas palabras de agradecimiento.

La actividad tuvo un espacio para dos charlas cortas, una acerca del mantenimiento general de la silla de ruedas, impartida por Carlos Miranda, personero de Do it Center, y otra relacionada con cuidados del paciente, por la doctora Katherine Rodríguez, médico general.

Posteriormente, la señora Laura Brenes, directora de Acción Social, procedió a entregar una silla de ruedas a Sandra Morera Vargas, paciente beneficiada, en representación de todas las personas que recibirían la suya ese día.

Luego del acto, comenzó la entrega de las sillas de ruedas a las personas beneficiadas, quienes mostraron sus rostros llenos de alegría, ya que muchas de las sillas que traían se veían deterioradas y en mal estado.

 

 


 

volver al boletín

SUBIR